Nacionales

“Huir de la venganza en el camino hacia la paz”, pidió el Papa a los colombianos

‘Ustedes no son políticos, son pastores’, les dijo el Papa a obispos

El papa Francisco pidió hoy a los colombianos que huyan de la venganza, en el que fue su primer discurso en Colombia pronunciado ante el presidente del país, Juan Manuel Santos, y demás autoridades en la Casa de Nariño.

A una sociedad colombiana que ha quedado fuertemente polarizada tras los acuerdos con las Farc, el papa argentino la instó a “huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses sólo particulares y a corto plazo”.

Para ello citó una frase de su exhortación “Evangelii gaudium” (La alegría del evangelio) en la que se decía que “cuanto más difícil es el camino que conduce a la paz y al entendimiento, más empeño hemos de poner en reconocer al otro, en sanar las heridas y construir puentes, en estrechar lazos y ayudarnos mutuamente”.

“Andar el camino, lleva su tiempo. A largo plazo…”, puntualizó Francisco improvisando sobre su discurso escrito.

“Quise venir hasta aquí para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso; este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz”, señaló en la Plaza de Armas del palacio presidencial.

Francisco, que llega a Colombia tras la firma del proceso de paz con las Farc y ante una sociedad aún fuertemente dividida, hizo un llamado a las instituciones del país para que se aprueben “leyes justas que garanticen la armonía y ayuden a superar los conflictos que han desgarrado esta Nación por décadas”.

Pero antes del encuentro, el pontífice pronunció un discurso en el que pidió leyes justas, que “no nacen de la exigencia pragmática de ordenar la sociedad sino del deseo de resolver las causas estructurales de la pobreza que generan exclusión y violencia”.

Aunque Francisco nunca citó la firma de los acuerdos con las Farc, sí que quiso valorar “los esfuerzos que se hacen y han hecho en las últimas décadas, para poner fin a la violencia armada y encontrar caminos de reconciliación”.

Para llevar la reconciliación a este país tras 53 años de conflicto, Francisco afirmó que “la búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos”.

Abogó “por no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de la nación”, a pesar de “los obstáculos, diferencias y distintos enfoques sobre la manera de lograr la convivencia pacífica”.

Francisco insistió en la necesidad de favorecer lo que él ha definido “cultura del encuentro”, que exige “colocar en el centro de toda acción política, social y económica, a la persona humana, su altísima dignidad, y el respeto por el bien común”.

En uno de los países de Latinoamérica con mayor desigualdad social, Jorge Bergoglio animó “a poner la mirada en todos aquellos que hoy son excluidos y marginados por la sociedad, aquellos que no cuentan para la mayoría y son postergados y arrinconados”.

Recordó entonces la figura del santo español Pedro Claver y de su periplo en el país descubriendo las diversas etnias y los habitantes de las zonas más lejanas, los campesinos.

“Colombia necesita la participación de todos para abrirse al futuro con esperanza”, dijo.

“Les pido que escuchen a los pobres, a los que sufren. Mírenlos a los ojos y déjense interrogar en todo momento por sus rostros surcados de dolor y sus manos suplicantes. En ellos se aprenden verdaderas lecciones de vida, de humanidad, de dignidad”.

Francisco citó entonces un extracto del discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura (1982) del escritor colombiano Gabriel García Márquez en la que decía que “Sin embargo, frente a la opresión, el saqueo y el abandono, nuestra respuesta es la vida”.

“Es mucho el tiempo pasado en el odio y la venganza (…) La soledad de estar siempre enfrentados ya se cuenta por décadas y huele a cien años; no queremos que cualquier tipo de violencia restrinja o anule ni una vida más”, añadió el papa.

El papa concluyó diciendo a los colombianos que reza por ellos y “por el presente y por el futuro de Colombia”.

‘Ustedes no son políticos, son pastores’, le dijo el Papa a obispos
El papa Francisco recordó este jueves a los obispos colombianos “que no son técnicos o políticos sino pastores” y se deben empeñar por llevar la reconciliación al país, en una reunión en el palacio Cardenalicio de Bogotá durante su segundo día de viaje en Colombia.

El papa Francisco pronunció un largo y duro discurso a los altos representantes de la Iglesia católica del país, que para algunos ha quedado demasiado al margen y mostrado frialdad en el proceso de paz y los acuerdos con las Farc, ahora convertida en partido político.

Por ello, el papa en el salón del palacio cardenalicio recordó a los 130 obispos presentes que “Colombia tiene necesidad de su mirada propia de obispos, para sostenerla en el coraje del primer paso hacia la paz definitiva, la reconciliación y hacia la abdicación de la violencia como método”.

“Muchos pueden contribuir al desafío de esta Nación, pero la misión de ustedes es singular. Ustedes no son técnicos ni políticos, son pastores”, les dijo. Y puntualizó que “Cristo es la palabra de reconciliación escrita en sus corazones y tienen la fuerza de poder pronunciarla no solamente en los púlpitos, en los documentos eclesiales o en los artículos de periódicos, sino más bien en el corazón de las personas”.

Muchos pueden contribuir al desafío de esta Nación, pero la misión de ustedes es singular.

“Colombia tiene necesidad de ustedes para reconocerse en su verdadero rostro cargado de esperanza a pesar de sus imperfecciones, para perdonarse recíprocamente, no obstante, las heridas no del todo cicatrizadas”, agregó.

Y recordó que a la Iglesia, “no sirve alianzas con una parte u otra, sino la libertad de hablar a los corazones de todos”.

El papa argentino pidió entonces que “construyan una Iglesia que ofrezca a este país un testimonio elocuente de cuánto se puede progresar cuando se está dispuesto a no quedarse en las manos de unos pocos”.

Otro de los consejos del papa fue que no participen “en ninguna negociación que malvenda sus esperanzas.”

La emoción de quienes el discurso del Papa les tocó el corazón

El regalo que el papa Francisco le entregó a Juan Manuel Santos

Mensaje del Papa Francisco en Bogotá durante su visita por Colombia

Y les animó a no tener miedo a “alzar serenamente la voz” para recordar a todos “que una sociedad que se deja seducir por el espejismo del narcotráfico se arrastra a sí misma en esa metástasis moral que mercantiliza el infierno y siembra por doquier la corrupción y, al mismo tiempo, engorda los paraísos fiscales”.

Les exhortó a ocuparse de marginados y a reservar “una particular sensibilidad hacia las raíces afrocolombianas de su gente, que tan generosamente han contribuido a plasmar el rostro de esta tierra”.

También les pidió ser una “Iglesia en misión” y así ocuparse de los problemas de las familias colombianas y “en la plaga de la violencia y del alcoholismo”, así como “en tantos jóvenes amenazados por el vacío del alma y arrastrados en la fuga de la droga, en el estilo de vida fácil, en la tentación subversiva”.

 

 

ElPoligrafo.co

El Polígrafo - El Valor de la Verdad, Noticias de la región caribe y Colombia

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba