Sin categoría

Las cooperativas serán el brazo de reactivación económica y para la formalización de negocios y de la ilegalidad

La hora de la formalización: Gobierno lanza plan piloto para reactivación segura de los informales
• En Cúcuta, una de las ciudades con mayor presencia de informalidad, se activó esta iniciativa, que busca la migración gradual de este sector, a la formalidad.

• La asociatividad será el brazo de este programa, para hacerlo sostenible y proyectarlo a gran escala.

• En el acto de lanzamiento, liderado por el Presidente Iván Duque y la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, se entregaron kits de bancarización y elementos de bioseguridad. En esta ciudad, se busca atender a 5.700 emprendedores de a pie.

• La meta es impactar, en las 10 ciudades priorizadas, 40.000 mil micronegocios en esta primera etapa.
Las cooperativas serán el brazo de reactivación económica y para la formalización de negocios y de la informalidad, dentro de un programa nacional lanzado por el gobierno desde la ciudad de Cúcuta.

Las cooperativas se convertirán en el eje para generar una asociatividad que permita unir a varias personas que están desarrollando una actividad informal y esto también queda cobijado dentro de una gran sombrilla, que se ha trabajado con el Gobierno y es la que se denomina ‘Economía para la Gente, aseguró la vice presidenta de Colombia en la capital nortesantandereana durante el importante acto.

El programa fue presentado al país a través del siguiente boletín informativo, enviado desde la Vicepresidencia de la República:

Cúcuta, Norte de Santander. 4 de diciembre de 2020 (ViceColombia). La reactivación económica llegó, con un paquete de medidas, para apoyar a la población informal, afectada fuertemente por la crisis derivada de la pandemia. En Cúcuta, el Presidente Iván Duque y la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez dieron luz verde al plan piloto para reactivar de manera segura a este sector, con bancarización, dotación de elementos de trabajo y de bioseguridad, capacitación y acompañamiento productivo.

“Este es un Gobierno de la legalidad, del emprendimiento y de la equidad. En ese orden de ideas, no podemos seguir con los ojos cerrados frente al 47% de colombianos que trabajan y generan su sustento de manera totalmente informal. Así como hemos trabajado para reactivar las actividades industriales y formales, estamos trabajando con la misma fuerza para que la reactivación de las actividades informales tenga nuevas condiciones de operación, que garanticen mayor escala y más rentabilidad”, señaló la Vicepresidente.

Este Programa, proyectado como un laboratorio social para la inclusión productiva de los emprendedores de a pie, se extenderá inicialmente a diez ciudades: Cúcuta, Barranquilla, Popayán, Bucaramanga, Pereira, Villavicencio, Ibagué, Neiva, Montería y Cartagena. El objetivo principal es la formalización gradual de este sector.

“El atractivo que tiene para los micronegocios hacer parte de esta formalización, es que les estamos ofreciendo capacitación, que aprendan a llevar las cuentas de sus negocios y a mejorar sus márgenes de utilidad. Vamos a ayudarlos a trabajar con las industrias colombianas para que les vendan sus productos en unas condiciones más favorables porque la unión hace la fuerza”, manifestó la alta funcionaria.

Durante el acto de lanzamiento, se entregaron kits de bancarización, que permitirán a los trabajadores acceder a créditos y digitalizar la comercialización de sus productos, entre otros beneficios. “En este programa ‘Yo me bancarizo’, vamos a facilitar la inclusión financiera y el acceso al sistema, para 200 micronegocios”, dijo.

Las cooperativas serán el brazo de este proceso nacional. “Estamos viendo de qué manera podemos generar una asociatividad que nos permita unir a varias personas que están desarrollando una actividad informal y esto también queda cobijado dentro de una gran sombrilla, que se ha trabajado con el Gobierno y es la que se denomina ‘Economía para la Gente’”, aseguró.

En el caso de Cúcuta, una de las ciudades con mayores índices de informalidad (71,5%, según el DANE), se busca atender y enrutar a 5.700 micronegocios: 2.100 Para 2021, y 3.600 para 2022. Entre los beneficiarios se encuentran vendedores estacionarios del Centro de la ciudad; micronegocios de artículos de hogar, alimentos, juguetes, ropa y decoración; vendedores informales de plazas de mercado móviles o itinerantes; y pequeños emprendimientos con o sin establecimiento de servicios como peluquerías y tiendas.

“Vamos a iniciar cuatro cooperativas en Cúcuta. La primera de ellas, empieza a funcionar mañana y recoge lo que anteriormente era la Asociación de Vendedores informales del Mercado Libre de Cúcuta, donde ha habido tradicionalmente 120 micronegocios, y hay 180 adicionales que han venido operando en los barrios Alfonso López, San Rafael, San Luis Claret, Cundinamarca, San José. Con esta cooperativa vamos a tener esta primera apuesta del laboratorio social que estamos desarrollando”, explicó la Vicepresidenta.

Este programa es fruto de un trabajo mancomunado entre la Vicepresidencia de la República, el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Comercio, el DANE, el DAPRE, el Departamento de Prosperidad Social, el SENA, Confecámaras y la Corporación Minuto de Dios.

Según la encuesta, existen cerca de 925.000 micronegocios en las ciudades priorizadas,  de los cuales 14% son ambulantes y 34% se ubican en vivienda. La meta es impactar 40.000 en esta primera etapa.

Para la Vicepresidenta, con esta iniciativa, también se pondrá orden en las ciudades. “Esta es una gran oportunidad que tiene el comercio informal para mejorar el uso del espacio público. El proyecto está alineado con la necesidad de tener unos planes de ordenamiento territorial, que mejorarán las condiciones de la gente y la movilidad y funcionamiento en las ciudades”, puntualizó.

Desde el Gobierno se reconoce que la economía informal es emprendimiento, genera empleo y dinamiza la economía. Desde el pasado mes de abril, la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez viene liderando una estrategia para atender de forma integral a esta población. De la mano de Confecámaras, se ha adelantado un registro simplificado en todo el país, para tener claro el universo de personas que trabajan en la informalidad, y brindarles alternativas de inclusión.

A esta iniciativa, sostuvo el padre Camilo Bernal, Vicepresidente de la Corporación Minuto de Dios, se han vinculado 1.500 estudiantes, que serán claves en el proceso de capacitación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba