Generales

Gobernador y alcalde anuncian modificaciones al proyecto “Casa en el Aire” para darle funcionalidad y atracción turística

El Gobernador  del Cesar, Luis Alberto Monsalvo  y el alcalde de Valledupar, Mello Castro González anunciaron modificaciones al proyecto de monumento “Casa en el Aire”, para darle funcionalidad y atraccion turística

La posición de ambos gobernantes fue fijada este jueves durante una visita en compañía de periodistas y expertos en ingeniería y arquitectura a esta obra que ha generado múltiples criticas por su díseño y ejecución.

Mello Castro ratificó los cuestionamientos, calificando la obra como una “mole de concreto”.

“Lo que queremos es darle funcionalidad a La casa en el aire, que no solamente sea un mirador hacia algunos techos, queremos dejarle algo al turista. Tienen el reto los ingenieros y arquitectos para que puedan vender el proyecto a nivel nacional. Es una inversión costosa que tenemos que sacarle el mayor provecho posible”, señaló Castro.

Al igual que el Grupo de Desarrollo Urbano, los asistentes a la visita del jueves reprocharon el concepto de la obra. “Hay unas deficiencias que difícilmente se puede corregir. No queda sino salvar esta iniciativa. Lo que estamos reclamando es una obra que incluya el factor de la arquitectura, porque solamente se trabaja la ingeniería, la cimentación, pero en la arquitectura fallan. Lo que necesitamos es que sea realmente bello, atractivo a la vista”, argumentó por su lado el gobernador del Cesar.

La preocupación nace en el grupo de urbanistas y los mandatarios porque con un avance del 83,5 % “la obra no muestra conceptos artísticos, más allá del concreto”.

En palabras del representante de la empresa contratista Broers Constructores, Jorge Mario Peña, “esa es la obra estructurada, no hay nada diferente ni arquitectónicamente ni culturalmente”.

La nueva estrategia, según explicó el gobernador, es que en La Casa en el aire se le dé prioridad a los acordeoneros con espacios artísticos para exponer y compartir los cuatros aires del acordeón, y en el Centro Cultural, que por ahora es solo un proyecto, se le dé prioridad a la juglaría, que son los intérpretes. En ambas instalaciones, la estrategia es cobrar por los servicios turísticos que se ofrezcan.

“Respeto que se le dé el nombre de La casa en el aire, pero lo que sí me parece por revisar es cuál es el concepto de este mirador, porque pensar exclusivamente en Rafael Escalona es ser excluyente y deja por fuera a muchos de los juglares. Estamos tratando de replantear el concepto. Vamos a contratar a una firma consultora que nos ayude con la conceptualización del proyecto”, argumentó Monsalvo.

ElPoligrafo.co

El Polígrafo - El Valor de la Verdad, Noticias de la región caribe y Colombia

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba